February 2009

Contando los segundos

Si vas por la calle y paras a alguien para preguntarle la hora, puedes encontrarte tres tipos de respuesta:

  1. “Son las tres menos cuarto”
  2. “Son las quince cuarenta y siete”
  3. “¡No tengo dinero! ¡No me atraques! ¡No me atraques!”

Por tanto, si no contamos a la gente que se cree todo lo que sale en la tele y vive aterrorizada de sus semejantes, vemos que hay dos tipos de personas: unos se conforman con saber la hora con una precisión de unos tres o cuatro minutos, mientras que los otros quieren tener la hora más exacta posible. Esta historia no va sobre los primeros, sino sobre los segundos (al fin y al cabo, las historias sobre gente con rarezas son mucho más entretenidas que las historias sobre la gente normal).

My lava lamp

I have a lava lamp (one of the perks of my job). Unfortunately, while it has more than enough lamp, it is lacking in the “lava” department:

That's how it is, with a single lava blob going up and down all day long. It must be the saddest lava lamp in the world...

Stack overflow

I'm a voracious reader, but the size of my stack of books to read (which appears on the right, under the title “the pila de books”) is starting to scare me. And if I add to it the stack of DVD, I get even more scared.

I suppose I will have to stop buying books for the next few weeks. (The one I bought yesterday from Amazon doesn't count, as it is technical.) The publishing industry will have to find someone else who will save it for the next days.

Por qué ya no traduzco software

Este es un texto que escribí en noviembre de 2004 en mi página web, explicando por qué ya no me dedicaba a traducir software. Desde entonces volví a ponerme a traducir software de Mozilla (aunque sin intentar “oficializar” mi traducción) y el instalador de Debian, aunque volví a dejarlo recientemente (octubre de 2008).

Por favor, tened en cuenta que este texto lo he escrito hace cuatro años. Desde entonces he cambiado ligeramente mi opinión sobre algunos de los asuntos que discuto en él, aunque sigue siendo la misma en lineas generales. Lo publico aquí, de todas maneras, porque hay páginas que aún apuntan a este texto, y no quiero romper todos esos enlaces.