Julio 2010

Un poco de cultura

He aquí mi última creación poética. Espero que la disfrutéis y os inspire.

Cierta señora de mucho postín
al perro un paseo salió a dar.
No “Toby” ni “Lassie” ni “Rintintín”,
el nombre “Mistetas” era el del can.

Justo delante de un escaparate
la correa dio un fuerte tirón,
la mano cedió (¡qué gran disparate!),
y el perro Mistetas se las piró.

Ella corría, gritando su nombre
bien fuerte y alto. Llamaba “¡Mistetas!”
cuando pasaba delante de un hombre
o al cruzarse con un grupo de atletas.

Viendo un agente de la autoridad,
a él la dama ayuda pidió:
“le ruego me diga por caridad
si usted Mistetas alguna vez vio”.

El policía pensando quedó
mirando fijo su collar de perlas,
y en pocos segundos le respondió:
“pues no, pero me gustaría verlas”.

El efecto Barrapunto

Por si alguien tenía curiosidad:

De 100 a casi 6000 visitas en dos días

En realidad es una combinación de efecto Barrapunto y efecto Menéame, pero como la persona que lo envió a Menéame puso un enlace a Barrapunto en lugar de un enlace directo a mi página, no se puede saber cuánto ha contribuido cada sitio. Por eso, amiguitos, es importante atribuir correctamente las cosas :)

Consejos para estudiantes de informática

Aquí la tercera, y última (espero) parte de la trilogía.

Una chica de 16 años llamada Sol puso un comentario diciendo que quería estudiar informática pero todo lo que lee en Barrapunto y otros sitios la están desanimando. Esta es mi respuesta:

Hola, Sol.

Mi intención con esta historia no es desanimar a nadie de que estudie informática. Lo que quiero es animarlos a que intenten aspirar a algo más. Y, lamentablemente, ese “algo más” sólo (bueno, casi sólo) se puede encontrar fuera de España.

En España tenemos tendencia a acomodarnos y pensar que lo que tenemos es lo mejor (o lo menos malo) y que cualquier cambio tendrá unos inconvenientes tan gordos que sobrepasarán cualquier beneficio que podamos obtener.

Por ejemplo, algo que nos ocurre a casi todos los que trabajamos en el extranjero es que nos preguntan “¿y cobras más que en España?”. “Sí, cobro bastante más que en España”, es la respuesta. “Ah, pero seguro que los gastos son también superiores”. Todas y cada una de las veces que tuve esta conversación, me vinieron con esto. O lo de “ah, cobras más dinero pero la calidad de vida es inferior”. O “pero no puedes comer el mismo jamoncito que aquí” o “pero es que son muy cabeza cuadrada” o...

El otro problema que hay en España es que no sólo parece que no haya otra cosa que empresas consultoras; es que parece que a nadie se le pasa por la cabeza que se pueda hacer otra cosa en España. Hay empresas de software tipo Microsoft o Google, cierto... pero poquísimas. Tenemos empresas web tipo Facebook... pero poquísimas. Todo está dominado por las consultoras, y cuando a alguien le hablas de montar una empresa, sólo pueden imaginarse una consultora (de ahí que te vengan siempre con cosas como “es que necesitas contactos”).

Por eso, lo que quisiera es animarte a que sí, estudies informática, y que lo hagas lo mejor que puedas. Procura aprender un poco de todo, y ponle pasión. Júntate con otra gente apasionada y haz cosas interesantes con ellos y por tu cuenta. Y echa currículums para ir a trabajar de becaria en empresas extranjeras, pero en empresas que hagan cosas interesantes, no en consultoras. No tengas miedo a echar currículums en empresas grandes e imponentes como Google o Amazon o Microsoft, porque esas son precisamente las empresas en las que trabajarás haciendo proyectos de verdad, no llevándole el café al director tal o al analista cual. Será una experiencia genial, conocerás un montón de gente interesante y volverás a España con la cabeza llena de ideas e ilusión :)

Pero, por el amor de Dios, no cometas los mismos errores que todos los demás: no te limites a España y no te limites a empresas consultoras.

Otra de emigración

Cuando anteayer escribí la historia en la que recomendaba a todo el mundo que emigrara, suponía que sólo lo leerían los sospechosos habituales y cuatro despistados más. Desde luego, no contaba con que fuera a salir en Barrapunto y en Menéame; entonces habría puesto el AdSense :)

Me alegró ver que la discusión fue bastante pacífica para los estándares a los que estamos habituados en Barrapunto (no me quejo, ojo; ¡que sea todo así!), pero hubo algunas confusiones que me gustaría aclarar en esta segunda parte.

La primera es sobre el tono del artículo. Yo no pretendía escribir una versión larga de “vosotros que os quejáis tanto, piraos de aquí”, sino de “oíd, que aquí se está de puta madre, veníos conmigo”. Llevo tres años fuera de España (dos y medio en Irlanda y medio en EEUU), y todavía creo que irme de España fue, profesionalmente, la mejor decisión que podría haber tomado. Supongo que se me podrá perdonar que desee lo mismo para los demás :)

La segunda se refiere a mi comentario sobre los visados para los EEUU. Si escribo mi artículo para animar a la gente a venirse al extranjero, quiero resaltar los puntos positivos. La dificultad para obtener un visado para ir a los EEUU varía mucho dependiendo del tipo de visado, obviamente. Una Green Card lleva años tramitarla; un H1-B, meses; un L1, meses también (pero menos). Ahora bien, para el que quiera realmente irse a vivir o trabajar a los EEUU y tenga el suficiente interés, esos obstáculos son totalmente salvables. Algo que hace mucha gente es venirse con un H1-B o un L1 y tramitar la Green Card una vez que están aquí. ¿Que lleva mucho tiempo? Sí. ¿Que mientras tramitas la Green Card estás encadenado a la empresa? Por supuesto. Es duro. Pero si realmente quieres tener la residencia permanente, vale muchísimo la pena, y es posible, que es lo que quería transmitir.

El tercer punto es sobre la actitud de los informáticos españoles. Creo que los informáticos españoles son tan buenos como los informáticos de cualquier otro país. Si quisiéramos, en España podríamos hacerle la competencia a Silicon Valley perfectamente. Pero como pensamos que somos una mierda, ni siquiera lo intentamos. ¿Sabéis en qué país europeo hay más start-ups estilo Silicon Valley? Israel. Digo yo que no será porque el país tenga mucha población, o porque lleven en paz varias décadas, o porque tengan recursos naturales abundantes. ¿Cuál es su ventaja? La actitud.

Aún sin llegar a hablar de la actitud de los judíos en Israel, esto también lo he observado en Irlanda y en Silicon Valley. En Irlanda están continuamente ojo avizor, en busca de una posibilidad para hacer negocio. Suelo contar la anécdota del sex-shop de Dublín especializado en bondage, que tiene enfrente una ferretería con un cartel que anuncia cadenas. Un ejemplo más conocido: el puñetero Ryanair. En Silicon Valley, por otro lado, hay un optimismo tremendo (¡y contagioso!). La gente está convencida de que puede hacer cualquier cosa. Están continuamente fundando empresas, muchas de las cuales, por supuesto, se van al tacho a los pocos meses, y los fundadores tienen que buscar un trabajo normal para pagar sus deudas. Pero en cuanto estas deudas están saldadas, ¿pensáis que deciden que se está muy bien como empleado o como funcionario? No; esa gente agarra, se larga del trabajo y monta otra empresa.

Siguiendo con el tema de la actitud, y para terminar: si queréis que os traten como ingenieros, comportaos como ingenieros. Hay mucha gente trabajando en cosas para las que no hace falta precisamente un título de ingeniero. Idealmente, deberíais ir a un trabajo para el que esteis cualificados... por poco. Si os matáis a estudiar para luego trabajar en algo que no requiere tantas cualificaciones, eso no es más que una pérdida de dinero y de tiempo. Si os empeñáis en meteros en trabajos para los que estáis sobrecualificados, no os quejéis después del sueldo y de las condiciones y del “intrusismo”. Y si no encontráis un trabajo exigente y excitante... ahí es cuando os montáis vosotros mismos la empresa.

Pero, en todo caso... ¡un poco de amor propio, por favor!

Consejos para informáticos españoles en España

Por motivos obvios, conozco a varios informáticos españoles, que trabajan en España, y que están bastante descontentos con su trabajo.

—Cobro una miseria —dicen—, y las condiciones de trabajo son penosas. No valoran conocimientos o experiencia, no quieren gente con iniciativa y las perspectivas de progreso profesional son inexistentes. Me iría a otra empresa pero es lo mismo en todas las demás.

Hace tiempo que tengo dos consejos que doy a todos los que vienen a relatarme sus cuitas, y hoy quiero compartirlos con todos. También me gustaría que me comentarais vuestra opinión, que eso es la parte interesante de los weblogs.

Mi primer consejo es emigrar.

De hecho es algo que recomendaría a todo el mundo: ir a trabajar a un país extranjero, aunque fuera sólo un año. O aunque fuera sólo un verano, entre el cuarto y quinto curso de la carrera, de becario en una empresa extranjera (suelen pagar). En España hay ciertas prácticas en el trabajo que son, por decirlo de alguna manera, bastante sui generis y no favorecen precisamente la productividad, y que se perpetúan porque nadie conoce otra cosa; creo que sería interesante que la gente trabajara en el extranjero una temporada y luego importara las mejores prácticas.

Además, si quieres hacer algo que no sea currar en una cárnica prestando servicios de administración de sistemas con recursos ínfimos, ... existen empresas que trabajan de eso en España, pero pocas; hay muchísimas más fuera. Y, además, hay un montón de países a los que podemos ir los españoles sin necesidad de visado ni nada (los 27 de la UE), y unos cuantos a los que podemos ir con sólo un contrato de trabajo (Noruega, Islandia, Liechtenstein y Suiza). Y, si no, sacar un visado para EEUU es sólo cosa de unos meses (y Silicon Valley está lleno de empresas interesantísimas) [nota para listillos: soy español y curro en EEUU desde hace seis meses, así que sí sé de lo que hablo].

No os dejéis intimidar a hora de optar a trabajar en una empresa extranjera. Los informáticos españoles son bastante buenos, pero suelen creerse poca cosa (por eso se conforman con trabajar en España, jajaja, qué malo soy). Hincháos a mandar currículums a empresas extranjeras, que, total, si no os aceptan, el problema es de ellos :)

Otro motivo para trabajar en el extranjero es el económico. En España, los sueldos son bajos (aunque eso ya lo sabéis). Son ridículamente bajos, a todos los niveles. El otro día me puse a buscar en Infojobs, a ver qué trabajos “de lo mío” había por el sueldo base que cobraba, como programador, en Irlanda, y creo que sólo había trabajos de director de nosequé o jefe de proyecto de nosecuánto. Y, lo mejor de todo, es que el coste de la vida, aunque es más alto que en España, no es proporcional. Esto significa que sí, tengo más gastos, pero no muchos más gastos, así que al final del mes me queda mucho más dinero en la cuenta de ahorro.

Así es mucho más fácil comprarse el Audi :)

El segundo consejo es montarse uno su propia empresa.

Si os quedáis en España y os va a explotar el jefe... mejor será ser uno mismo el jefe, y así se queda todo en casa :)

Que síiii, que síiii, que en España son todo obstáculos para montar una empresa, que es durísimo, que si los trámites, que si la seguridad social, que si los autónomos, que si los impuestos, que si... Pero bueno, en España hay casi cien mil bares y unas cuarenta y cinco mil peluquerías. Digo yo que montar un bar o una peluquería no tendría que ser más difícil, en lo que se refiere a trámites e impuestos y todo eso, que montar una empresa de tecnología, ¿no?

Por lo demás, una típica start-up de Internet no es tan cara de montar. Se puede contratar un servidor bien potente por cien euros al mes. Para programar un sitio web no hace falta una oficina con futbolín y comida gratis; sólo una mesa y una silla. No necesitas un despacho para reunirte con clientes, si eres tú quien acude a los despachos de ellos. No hace falta capital para fabricar nada, no hay que distribuir material, no hay que pagarle a intermediarios... Al final, uno puede montarse algo bien aparente por cuatro perras.

Que vamos, coño, que no es tan difícil. Sólo es echarle ganas y un poco de morro. Seguirás ganando una miseria y seguirás estando jodido, pero oye... al menos ahora trabajarás para ti. Y con un poco de suerte, y olfato, y oportunismo, la empresa irá bien y al final te podrás comprar el Audi.

Ahora es cuando escribís los comentarios diciendo que no tengo ni puta idea :) [Actualización: Respuestas a unos cuantos comentarios habituales, consejos (en tono más positivo) para estudiantes de informática]

Señal de stop

Mi página web está corriendo el peligro de convertirse en el weblog de “los de Microsiervos no tienen ni puta idea”...

Antigua señal de stop

... aunque en este caso puede que la explicación sea que ninguno de ellos tenga más de veinte años, porque ¡mira que no conocer la antigua señal de stop!

Vamos a ganar (mucha) pasta con los vídeos graciosos

Las editoriales españolas han lanzado su nueva plataforma de distribución de libros electrónicos, Libranda, así que se me ocurrió que un modelo similar serviría para monetizar mis propios vídeos.

Podéis ver los detalles en el vídeo de debajo o pinchando en este enlace.