Una de breves

Es la hora de escribir una sola historia con varios breves, que si no, se acumulan:

  • Recientemente pasé por el aeropuerto de París - Charles de Gaulle. Si uno se fía de los anuncios que aparecen en la revista de a bordo de Air France, en París sólo hay casas de moda y cabarets — que, según los maledicentes, son otro tipo de casas. Ya sabéis cómo son los franceses con lo del idioma francés, pero cuando se dirigían a mi en francés y yo les respondíá en el mismo idioma, ellos cambiaban al inglés — no suponía yo que mi francés fuese tan malo.
  • El grajo voló bajo toda la semana pasada en Dublín, lo que culminó en una nevada el sábado. Que tengo fotos, oigan. Por la noche, la nieve reflejaba la luz de las farolas, con lo que la ciudad estaba iluminadísima.
  • El gallo del Death Metal.
  • En Yahoo! Maps han etiquetado muchas calles y carreteras de Irlanda con nombres de calles procedentes de Brasil.
    Muchas calles del centro de Dublín están cambiadas de nombre.
    Resulta interesante ver que ahora a Parnell Street la llaman Rua do Tamborim, o a la carretera N4, Rua Camaquá. Supongo que lo arreglarán pronto. Al menos, yo les he avisado (que no se diga).