¿Por qué hay tan pocas máquinas del tiempo?

Todos sabemos lo que ocurre cuando se utiliza una máquina del tiempo: tarde o temprano, alguien mata a su abuelo, o le chiva a su yo del pasado los números de la lotería. Esto resulta en una paradoja temporal que acaba destruyendo el tejido mismo del Espacio-Tiempo.

Afortunadamente para nosotros, no tenemos que sufrir estos problemas con excesiva frecuencia. Una poco conocida propiedad de las máquinas del tiempo hace la mayoría de proyectos de construcción de máquinas del tiempo terminen en un fracaso.

Esta propiedad consiste en el hecho de que el Universo aborrece las paradojas temporales: como son imposibles, el Universo hace todo lo posible para que no existan. (Otra cosa que el Universo odia es que lo personifiquen).

Está garantizado que cada máquina del tiempo producirá paradojas temporales antes o después. Por lo tanto, la forma más fácil que tiene el Universo de asegurarse de que estas paradojas no existan consiste en impedir que la máquina del tiempo que las producirá exista.

De ahí la gran cantidad de accidentes sufridos por los científicos locos:

  • El 24 de agosto de 1973, el Profesor Espectro iba a poner en marcha su máquina del tiempo cuando la compañía de la luz le cortó la corriente por impago. Tras el juicio posterior, su laboratorio secreto fue embargado y su contenido, incluyendo la máquina del tiempo, fue vendido a un chatarrero.
  • El 7 de febrero de 1981, mientras el Doctor Caos mantenía una videoconferencia con la ONU en la que anunciaba que pronto robaría todas las principales obras maestras del mundo “justo después de que sus autores las terminen, y nadie me podrá detener, jua, jua, jua”, su guarida-volcán entró en erupción por primera vez en 250.000 años.
  • El 14 de mayo de 1993 un brillante estudiante de Física con un oscuro pasado y extrañas ideas resbaló con una piel de plátano, se golpeó la cabeza y contrajo amnesia. Y luego un piano apareció de la nada y le cayó encima.

Éste es el motivo por el que hay tan pocas máquinas del tiempo en el mundo.

Jacobo Tarrío puede contestar a todas tus preguntas sobre Ciencia y Tecnología. Lo que pasa es que no quiere abusar.