Portugal non sequitur
Por Jacobo Tarrío
24 de junio de 2002

Entiendo por qué las academias de esta bendita ciudad (Muy Noble y Muy Leal, nada menos; así tienen los humos luego) apostan emisarios a la salida de mi facultad, que reparten panfletos anunciando (¡Academia Cálculus!) cursos de las asignaturas que más se les atragantan a los estudiantes.

Lo que no entiendo es por qué una de estas academias se empeña (desde hace ya muchas semanas) en repartir folletos decorados con imágenes de Lisboa (un tranvía, un mercado de flores, una frase “voa, voa … o meu amor está en Lisboa"; ecs) si luego en todo el folleto no dice una sola palabra de Lisboa ni de Oporto ni de Coimbra ni de Portugal ni de nada.

Aaaaah, creo que ya he resuelto el misterio. Qué listo soy. Resulta que tienen una delegación en Vigo… en la plaza de Portugal. Ahora ya está claro.

Esto también explica el librillo que han incluido en la última “entrega” de folletos; la delegación de A Coruña está en la plaza del libro. Me pregunto qué harán para homenajear a la de Santiago (en el Campus Sur) o la de Ferrol (plaza de San Amaro).

Otros artículos sobre “Tirando Líneas (2002-2004)”, “A Coruña”.
Índice.
Salvo indicación en contrario, esta página y su contenido son Copyright © Jacobo Tarrío Barreiro. Todos los Derechos Reservados. Información sobre tratamiento de datos y condiciones de uso.